Capellanía de la Policía del Chaco: el mal uso de la fe para beneficios personales o familiares

Capellanía de la Policía del Chaco: el mal uso de la fe para beneficios personales o familiares

Institucional
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Medio Grande Más grande
  • Defecto Helvetica Segoe Georgia Times
anuncio

Un festival de acomodos y abusos vienen ocurriendo en la Policía del Chaco, institución cada vez más desprestigiada: ingresos de personal con antecedentes penales, consumo de drogas y violencia de género. Ahora se suma la Capellanía Evangélica con una serie de irregularidades, que interrumpe un crecimiento cualitativo y sostenido que tuvo desde su origen hasta el presente.

 

El caso de Jorge Omar Herrera es paradigmático, se trata de un comisario general retirado y ex subsecretario de Políticas de Seguridad y Planificación, nombrado por decreto Nº 481/19 con fecha del 12 de febrero de 2019. Actualmente está contratado con 12 horas cátedras en la División Capellanía Evangélica Policial, conforme disposición Nº 923/21 con fecha del 23 de marzo del año 2021.

 

El antecedente que marcó Herrera quedó registrado de Ley Nº 5595/18 del Poder Legislativo con fecha 24 de octubre de 2018 por haber hecho ingresar a sus hijos Facundo y Tania Herrera de forma ilegal, en una lista de 81 oficiales subayudantes que entraron por la ventana, acomodados.

Recientemente, produjo el ingreso en Capellanía Evangélica a su hija Tania Rocío Herrera, oficial subayudante nombrada y ilegalmente en la lista de los 81 acomodados y también a su nuera Lara Micaela González Matijasevich, contratada con 30 horas cátedras.

Toda la familia Herrera se encuentra contratada ilegalmente en la Capellanía Evangélica, su hijo Facundo Herrera también está contratado con 30 horas cátedras en el Departamento 911 de la Policía del Chaco sin ostentar ningún título técnico o profesional.

Proyecto de Ley que no prosperó en la legislatura chaqueña para derogar el Decreto de ingreso "porla ventana" de 81 agentes a la Policía.

Jorge María Herrera cuenta con un sueldo de comisario general retirado más sueldo por haber ejercido como subsecretario de Políticas de Seguridad yPlanificación,  estaría cobrando un salario sobre los $ 200.000 y encima percibe un contrato de 12 horas, pagado por el gobierno del Chaco, quitando de esta manera el lugar a una persona que recién empieza.

No pudimos acceder al contrato de Jorge Omar Herrera, nos indicaron que la disposición de su contrato está guardada abajo siete llaves, bajo el amparo del ex jefe policial, comisario general retirado, Ariel Alejandro Acuña.

Lara Micaela González Matijasevich fue contratada con 30 horas cátedras por disposición de Jefatura de Policía Nº2885/20 con fecha 15 de diciembre de 2020, nuera del comisario general retirado Jorge Omar Herrera no posee ningún título profesional o técnico solo título secundario para prestar un servicio dentro de la policía.

Mónica Yolanda Vega, contratada con 24 horas cátedra semanales por disposición de la Jefatura de Policía Nº 2885/20, de fecha 15 de diciembre de 2020. Es empleada desde el año 2015 en Municipalidad de Fontana, en el área social y Violencia de Género. Sin embargo, también se encuentra contratado en la Policía para cumplir el servicio en la Capellanía Evangélica. Según nuestra fuente, “se jacta constantemente de ser amiga del actual Jefe de la Policía Ariel Acuña y que fue puesto en ese lugar por él. Se encuentra trabajando actualmente en la misma unidad que su hija Romina Maira Amarilla, una ex contratada que pasó a planta con fecha 11 de marzo del año 2019 en la División capellanía Evangélica. Madre e hija se encuentran contratadas en la misma unidad policial.

El caso de Sebastián Faustino Lugones

 

Es oficial mayor, se retiró de la Policía del Chaco este año y fue contratado nuevamente en la institución policial a partir del 1 de noviembre del desde año del año 2021 con 12 horas cátedras.

La fuente de información de Infoqom no pudo conseguir copia del Nº de disposición de su contrato porque “fue contratado directamente por orden del gobernador Jorge Capitanich, pero sin venir a trabajar. Tampoco se conoce en que unidad policial está guardado la disposición de su designación.

Cuando Lugones estaba en actividad se hacía llamar “Capellán Evangélico Policial” nombrado por disposición ante las Iglesias y el personal policial, sin haberse exhibido algún instrumento legal que lo hayan nombrado.

La Capellán de la Policía de Chaco es la oficial principal Natalia Johana Escobar.

También tenía su cargo para uso particular un teléfono celular red Wing abonado +3 624-702-6871, una motocicleta marca Ghiggeri modelo STR de 200 cc del año 2016, color blanco motor número 163FM1305400031, chasis Nº 8DGH12000GG000077, dominio A007FI, identificada policialmente como MG16.

Este vehículo, estuvo guardado en su domicilio particular durante 4 años y cobraba una provisión de vales por 150 litros de combustible para solo cargar automóvil particular Fiat Palio color blanco. Le hicieron devolver esa moto al entonces Capellán Subcomisario Claudio Escobar, el 15 de septiembre de del año 2020, a las 19:30. Eso consta en el libro de Guardia de la Capellanía Evangélica. El estado de la motocicleta al ser entregada era deplorable.

Siendo “Capellán” sin instrumento legal, estaba adscripto por disposición de Jefatura de Policía Nº 1294/20 a la comisaría de Charadai, destacamento Haumonia, percibiendo el pago por “zona”, aunque nuestra fuente asegura que “sin ir a trabajar allí, cobraba estando en Resistencia”.

Al retirarse de la Capellanía Evangélica, aseguran que se llevó un equipo de proyector,  varias Biblias y libros donados por la Sociedad Bíblica Argentina para uso exclusivo de los cadetes de la Escuela de Policía.

También fue excluido de Instituto FIET (Facultad Internacional de Estudios Teológicos) el motivo fue que autonombró “representante regional del Instituto”, esta información la hemos corroborado con el titular de esa institución José Rodolfo Bais, quien negó que Lugones haya sido en algún momento representante del FIET. 

Actualmente, Lugones formó una iglesia en Barranqueras, denominada “Iglesia cielos abiertos para las familias”, con la ayuda de la exministra de Salud Paola Benítez y de la intendente de esa localidad, Magda Ayala.

Finalmente, fue contratado nuevamente la Policía del Chaco, por intermedio de la ex ministro de Salud, Paola Benítez y el secretario de Culto, Pedro García quienes intercedieron por él ante Jorge Capitanich y éste dio la orden de que se lo contrate.

 

Sidebar

Lo más visto en los últimos...