La promoción industrial en el Chaco necesita reformas

La promoción industrial en el Chaco necesita reformas

Institucional
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Medio Grande Más grande
  • Defecto Helvetica Segoe Georgia Times
anuncio

El presente informe es un análisis multidimensional brindó por el diputado Livio Gutierrez sobre los convenios vigentes en el marco de la Ley 937-I de Promoción industrial. Actualmente hay 63 convenios vigentes con 55 empresas. La mayoría de los convenios son por 5 años. 

 

“El objetivo es evaluar la efectividad y racionalidad del esquema y evaluar alguna propuesta de reforma a la citada norma”, precisó el diputado.

Año   Convenios

2012             1

2016             9

2017            10

2018            6

2019           10

2020           12

2021           12

Pendiente (*) 3

(*) Son 3 convenios autorizados por decreto en 2021, pero aún no suscriptos.

 

“La inversión privada total prevista en los 63 convenios alcanza los $2.745 millones, pero los 10 más grandes representan un 74% de ese monto. Los 20 convenios con menor inversión apenas suman $40 millones, a un promedio de $2 millones por convenio”.

En cuanto a la formación de empleos, describió el impacto de las operatorias en la generación de nuevos puestos de trabajo “algo similar ocurre con la generación de empleo, en total se prevé una generación de 1.743 empleos, pero nuevamente esos 10 convenios más grandes generan el 80% (1.403 puestos), el resto generan en promedio apenas 5,9 puestos cada uno. Del total, unos 16 convenios prevén el otorgamiento de terrenos en los parques industriales, aunque algunos convenios son prórrogas con empresas que ya tenían predio. Esos 16 convenios otorgaron más de 39 mil m2, por un monto total de $591 mil, sólo $15 el m2. Irrisorio” juzgó Gutierrez.

“Desde el punto de vista territorial tampoco se observa una estrategia de favorecer al interior provincial, sobre 63 convenios, 51 corresponden al área metropolitana (incluyendo como tal al Parque Industrial de Puerto Tirol)”.

Livio Gutierrez detalló una mirada sobre la dimensión estratégica de las industrias involucradas. “Dos de los convenios son con empresas de generación de energía (biomasa y fotovoltaica), nueve con industrias vinculadas al algodón (desmontadoras e hilanderías), otras nueve con industrias metalúrgicas y de maquinaria, seis convenios con fábricas de muebles y colchones, ocho convenios con industrias químicas o de material médico o veterinario, un frigorífico, una empresa de reciclado de plásticos, el resto mayormente industrias vinculadas a la alimentación humana o animal”.

“Existen algunos convenios que no son de impacto, una embotelladora de agua de mesa, a la cual se le otorgó un predio en parque industrial, y que sólo se comprometió a contratar 6 personas".

Cabe recordar los beneficios que como contrapartida de las inversiones y puestos de trabajo generados reciben las empresas que son Exenciones impositivas en Ingresos Brutos y Sellos. Los beneficios arrancan entre un 50% y un 100% de deducción para el primer y segundo año y van decreciendo progresivamente. Agregó luego que “al respecto cabe destacar que hay convenios en los que la empresa se compromete a mantener puestos de trabajo por 5 años, pero recibe beneficios impositivos por 8 años. Tarifas diferenciales en energía eléctrica (SECHEEP, un 30% de deducción por 5 años) y agua de red (SAMEEP, aproximadamente un 40% de reducción, por 5 años también)".

"Además, las empresas reciben en todos los casos un 30% de devolución de la inversión comprometida en el convenio, a través de créditos fiscales. En resumen, se están utilizando importantes recursos fiscales para la radicación de empresas en la provincia, con beneficios muy importantes, pero la generación de puestos de trabajo es muy escasa, con inversiones también exiguas en muchos casos, y con otorgamiento de predios en parques industriales a industrias no estratégicas”, finalizó Gutierrez.

Sidebar

Lo más visto en los últimos...